Rafael Senén I COVERONTRIP DIGITAL INSURANCE

El lado oscuro de la Innovación 🌒

Estamos viviendo una era de cambio permanente. Nos asomamos al futuro con temor y, en muchos casos, con ansiedad. Quizás no tanto por lo que nos espera, sino porque llega muy deprisa y se queda poco tiempo. Nunca antes teorías, procesos, tecnologías y productos se creaban, desarrollaban y eran superados por recién llegados con tanta velocidad. Y ello en prácticamente cualquier ámbito de la economía real.

Cuando nos asomamos al balcón del futuro, nos agarramos con fuerza de algunos asideros que se nos antojan firmes (solvencia financiera, marca reputada, recursos humanos experimentados, tecnología sólida…) y de otros que, a veces, son más figurados que reales (capacidad de adaptación al cambio, recursos humanos motivados, tecnología flexible…).

Pero, en cualquier caso, desde hace unos años, todos nos ponemos en manos de la nueva diosa, que se ha erigido en reina del olimpo de los negocios, y a la que dirigimos las plegarias en busca de la solución a toda la realidad que nos depara el futuro. Y esa diosa se llama Innovación.

Y alrededor de esta diosa se ha erigido una nueva religión,

con sus sacerdotes y acólitos, sus templos y sus textos sagrados. Los frutos de la nueva diosa se llaman ideas que nos darán ventajas competitivas gracias a la aplicación de las nuevas, evolutivas y revolucionarias tecnologías. Las ideas nacen, se fraguan y toman forma en las start-ups y en las áreas de innovación de las grandes empresas. Orbitando a su alrededor encontramos Business Angels, Incubadoras, Clusters, Crowdsourcing, Venture Capital, Seed Capital, Labs, Foros de Innovación, Rondas de Financiación, Gestores de Innovación, Comités de Innovación…

Estaría bien investigar y conocer cuántos profesionales giran alrededor de cada emprendedor/innovador. Cuál es la economía que se mueve solo alrededor de los emprendedores en sus procesos de innovación y que son ajenos al propio objetivo empresarial del mismo.

Pero, para todos, la innovación es la panacea. Solo ella nos hará triunfar en el futuro que se despliega ante nuestros ojos a velocidad de vértigo.

Pero no es oro todo lo que reluce. Existe un lado oscuro de la #innovación, al que pocos se refieren y sobre el que poco se escribe. Cada semana leemos en la prensa económica, especializada y generalista, los miles de millones de euros que consiguen captar los nuevos sectores de la Innovación: FinTech, InsurTech, AdTech, HelthTech, EdTech… Rondas millonarias en todas las fases del proceso de innovación.

Rafael Senén El lado oscuro de la innovación en COVERONTRIP

Y aquí es donde aparece el primer cráter del lado oscuro de la innovación. Tendemos a pensar que cuando una start-up consigue una importante financiación ha conseguido su objetivo. Sin embargo, son miles los emprendedores que se quedan por el camino, incluso habiendo accedido a importantes sumas de dinero.

Statistic Brain Research Institute ha publicado recientemente un interesante estudio sobre supervivencia de las start-ups que no hace sino confirmar, con cifras, los montones de cadáveres de start-ups que se amontonan en el lado oscuro, donde nadie mira.

Así, en su informe del pasado mes de enero, Statistic Braininformaba que, al cabo de diez años, solo sobrevive el 29% de las start-ups que consiguieron financiación. Siete de cada diez desaparecen progresivamente en este período de tiempo. Ya al quinto año son 5,5 de cada 10 las que perecen. Se trata de ratios que todo el mundo conoce o, al menos, intuye…

Sin embargo, si aplicamos estos porcentajes a las cifras estimadas de start-ups que nacen en el mundo cada año, de acuerdo a una aproximación realizada por Rakshit Kalra del Indian Institute of Science Education and Research, Kolkata, la cifra de damnificados es impresionante. Cada año nacen alrededor de 1,78 millones de tech start-ups en todo el mundo, de las que sucumbirán 1,26 millones. Puede decirse que es todo un éxito que triunfen más de medio millón de start-ups (si por triunfar entendemos sobrevivir). Es verdad, pero esta realidad es, precisamente, el dato más mostrado, es la cara amable y visible de la innovación que se nos muestra continuamente.

Otro dato del lado oscuro de la innovación tiene que ver con el género y la igualdad de oportunidades. De acuerdo con el Índice Kaufmann 2015 de Actividad de Start-ups, en EEUU los emprendedores varones se correspondían con el 63,2% de todos los nuevos emprendedores. Por su parte, desde el índice 1997, el papel de la mujer como emprendedora ha ido descendiendo progresivamente desde el 43,7% hasta el 36,8%.

Porque existe el lado oscuro de la Innovación, honremos la memoria de los millones de emprendedores que no alcanzaron el éxito cuando pensaban que ya lo tenían a centímetros de sus manos.

by: Rafael SenénCEO de COVERONTRIP, cuenta con una experiencia de casi 30 años en la industria aseguradora internacional. Presidió durante más de una década una de las mayores compañías de seguros de viaje del mundo, con presencia en más de 40 países y formó parte del Comité Ejecutivo del mayor grupo asegurador español, en el que, además, tuvo la responsabilidad de diseñar y desplegar su modelo de innovación. Hoy comparte su experiencia en distintos foros de seguros, innovación y digitalización, a través de conferencias y publicaciones.