mejor seguro internacional Coverontrip

Tres motivos por los que la Tarjeta Sanitaria Europea no es suficiente para viajar

La Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) es fundamental si tienes pensado viajar. Hacerte con ella es una de las gestiones previas que deberías hacer ante de embarcarte en una nueva aventura, sobre todo si tienes pensado hacerlo por territorio europeo. Da igual el viaje que tengas pensado hacer. Tanto si tenéis en mente hacer una escapada de fin de semana a París como si vas a estar viajando un mes haciendo un Interrail, la Tarjeta Sanitaria Europea es fundamental. Te permitirá recibir atención médica en cualquier estado miembro de la Unión Europea. También en Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza. Aún así, debes saber que la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) tiene sus limitaciones. No te protegerá en todas las circunstancias ni lo hará como sí lo hará un seguro de viaje internacional. A continuación, te explicamos tres razones por las que la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) no es suficiente para viajar.

No cubre todos los destinos

Podrá parecer una obviedad, pero merece la pena recordarlo. La Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) solo funciona en Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Suecia y Suiza. Es decir, que, si tenemos pensado viajar a algún destino que no sea éstos, no podremos acceder a la asistencia sanitaria. En cambio, puedes contratar un seguro de viaje internacional para todos los destinos del mundo.

Solo cubre la asistencia sanitaria

La Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) es toda una conquista y como sociedad deberíamos sentirnos tremendamente orgullosos de que exista algo tan beneficioso. Ahora bien, la TSE solo nos servirá en caso de necesitar asistencia médica. Y como todos sabemos, un viaje está abierto a infinitud de sorpresas y eventualidades de la cuales, las que tienen que ver con la sanidad, solo son una parte.  Además, incluso en los asuntos sanitarios, las coberturas no son completas. Por ejemplo, la Tarjeta Sanitaria Europea, no cubre la repatriación. En cambio, con un seguro de viaje internacional, si la enfermedad se agrava, te traen de vuelta a casa. O, en su defecto, se hacen cargo de los gastos para que un familiar pueda ir a acompañarte.

Como decíamos, un seguro de viaje internacional ofrece otras muchas coberturas que garantizan la tranquilidad mientras te mueves por el mundo. Hay que tener en cuenta que durante el viaje pueden ocurrir una serie de eventualidades inesperadas como extravíos de equipajes, robos, demoras o confusiones con el trasporte, gastos inesperados y molestias inoportunas. Todos estos inconvenientes y otros más son los que los planes de Coverontrip Seguro de viaje diferente cubren.

Además,  ponen a tu disposición un teléfono de atención al cliente al que podrás llamar las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, estés donde estés. En él serás atendido en tu idioma y podrás, no solo gestionar los partes o los problemas que surjan, sino que recibirás asesoramiento y ayuda.

Tarjeta Sanitaria Europea Coverontrip

No te libra de pagar

La Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) no te eximirá de pagar gastos médicos en muchos países de la Unión Europea. Pensemos un segundo en cómo funciona. La TSE da derecho a recibir atención médica con las mismas condiciones que los ciudadanos del país de destino. Esto es una garantía en muchos casos, pero no en todos. Aunque estemos cubiertos, hay que recordar que el trato que recibiremos no será el mismo que el que recibiríamos en España. Aquí la sanidad es universal y gratuita.

En cambio, hay numerosos países de la Unión Europea en los que hay instaurado un sistema de copago. Esto quiere decir que el usuario ha de pagar una parte de los servicios que le serán prestados. Esto ocurre en países como Finlandia, Irlanda, Portugal, Suecia, Austria, Bélgica, Francia, Luxemburgo, Países Bajos e Italia, entre otros. Para recibir asistencia en alguno de estos lugares es necesario abonar una tasa para algunos servicios como pueden ser urgencias, un ingreso en el hospital o, sencillamente, por recibir atención primaria.

Por poner un ejemplo que nos pilla cerca, en Italia la visita a una especialista cuesta diez euros y una falsa urgencia, es decir, todas las visitas a urgencias que no acaban en hospitalización, cuestan veinticinco euros.

Seguro de viaje internacional frente a la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE)

A estas alturas, quizá pienses que contratar un seguro pueda resultar algo caro, pero no es así. Sobre todo, si lo comparamos con lo que nos puede costar una visita al médico en Italia. De hecho, contratar un seguro de viaje internacional para ti y para tu pareja para una escapada a dicho país para toda una semana sería más barato que hacer una sola visita a urgencias.

 

Diario Sherpa en Coverontrip

La Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) es crucial, sobre todo si tienes pensado viajar a un país europeo, pero su cobertura tiene limitaciones. ¡Lo mejor para viajar tranquilo es hacerlo con un seguro de viaje! Descubre nuestros plantes aquí.

¡Disfrutad de vuestro viaje!