seguro de viaje estudiante

Viaja tranquilo con el seguro de viaje para estudiante

No hay duda de que la mejor manera de conocer un país o una cultura es visitándola y de que la única forma de aprender a conciencia un idioma es a través de una inmersión, yendo al país en el que se habla, estudiando allí y viviendo la aventura. Y es que la necesidad de tener que utilizar el conocimiento que vamos aprendiendo es el mejor incentivo para afianzar lo aprendido. Como diría una antigua profesora que tuve: lo que se aprende bien nunca se olvida. ¿Y qué mejor manera hay de aprender que viajando?

Son muchas las posibilidades que un viaje puede ofrecerte, aunque seguramente ya habrás pensado en algunas. Irte a Londres a aprender inglés durante un mes o, mejor aún, irte a Bristol, a Brighton o a cualquier pueblecito costero del sur de Inglaterra es un buen plan. O si ya tienes el inglés dominado quizá te interese hacer lo propio en Alemania o en Francia. ¿Hay una universidad que te gusta mucho en un país extranjero? Quizá te admitan en aquel curso de verano de aquella universidad norteamericana que tanto te apasiona. O, ¿por qué no? También puedes pasar un año entero, cursar un máster, disfrutar de una beca Erasmus o una Séneca… Como decía, las posibilidades para estudiar fuera de casa son infinitas. Ahora bien, si tienes pensado hacer un viaje de estudios, lo mejor es que lo hagas con un seguro de viaje estudiante.

¿Por qué contratar un seguro de viaje estudiante?

Participar en un programa de estudiantes, hacer un intercambio o marcharse todo un año de Erasmus suele ser para muchos la primera experiencia fuera de casa. Con un seguro de viaje estudiante, te garantizas que todo salga bien y te granjeas toda la tranquilidad posible para ti y para los tuyos. Los que se queden en casa también podrán estar relajados sabiendo que tienes un plan de Coverontrip Seguro de viaje diferente velando por ti. Pues dicho esto, vayamos al grano. ¿Qué ventajas tiene contratar un seguro de viaje estudiante?

seguro de viaje estudiante

Asistencia sanitaria

Quizá la más importante y relevante sea la garantía de que pase lo que pase, en todo momento tendrás a tu disposición la mejor asistencia privada, sin colas ni esperas. Si viajas a algún país que esté fuera de la Unión Europea como Estados Unidos, el seguro es fundamental porque si algo ocurriera que necesitara asistencia médica, tendrías que encargarte de todos los gastos. La mayoría de países no son como España, que tiene una maravillosa sanidad pública, gratuita y universal. De hecho, si el viaje es para algún país europeo y piensas que la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) es suficiente cobertura, quizá deberías replanteártelo.

Ten en cuenta todos los países de Europa cuyo sistema sanitario es el copago, todos aquellos países en los que hay que abonar una parte del coste médico. La Tarjeta Sanitaria Europea no te exime de pagar en muchos casos, un seguro de viaje estudiante, sí (aquí para saber más).

Además, si el seguro de viaje tiene cubierta la repatriación en caso de que la enfermedad o dolencia fuera muy grave. O en su defecto, cubriría los gastos para que los familiares pudieran ir a visitarte y a acompañarte mientras te recuperas.

Atención completa

Viajar solo puede ser un poco intimidante al principio. Estamos seguros de que te harás con el destino en seguida y de que los temores iniciales se disolverán en pocos días. Aún así, no está de más tener a mano un teléfono al que llamar cuando las cosas se tuercen. Con el plan de Coverontrip Seguro de viaje diferente, siempre habrá alguien dispuesto a ayudarte al otro lado del teléfono. Ponemos a tu disposición un teléfono las 24 horas del día, los siete días de la semana. Si tienes alguna duda sobre tu póliza o algo ha ocurrido, te atenderemos y resolveremos tus dudas allá donde estés y siempre en tu idioma.

Clases protegidas

Esta es una de las mayores ventajas de contratar un seguro de viaje estudiante. Estos desplazamientos por estudios no suelen ser baratos. Son, más bien, toda una inversión en tu futuro y sacarles el máximo partido es fundamental. Eso sí, no podemos evitar que pasen ciertas cosas como que te pongas malo. Por ello, si enfermas y por prescripción médica no puedes asistir a clase, te reembolsamos las clases que pierdas, para que, al menos, puedas volver a usar ese dinero.

Apoyo psicológico

Como veníamos diciendo, los inicios nunca son fáciles y puede que al principio no te sientas del todo integrado, que la distancia no te siente demasiado bien o que, sencillamente, lo que te encuentres sea algo distinto a lo que esperabas. Si durante el período de adaptación sientes ansiedad o no te encuentras bien anímicamente, pondremos a tu disposición apoyo psicológico. ¡Para que puedas pasar el bache lo antes posible!